Vecino de Bilbao pillado a 200 km/h alega que el coche lo pide porque si no se “amaricona”

El conductor de un vehículo de la marca Seat Panda fue detenido la tarde de ayer tras una pequeña persecución después de haber sido “cazado” por un radar a poco más de 200 kilómetros por hora en un tramo limitado a una velocidad de 100 kilómetros por hora.

Un radar móvil de la Ertzaintza de Tráfico detectó al vehículo que circulaba por la autovía A8 en dirección Bilbao a una velocidad de más del doble de la permitida por lo que 2 motos persiguieron al infractor para intentar detenerle. El conductor no solo hizo caso omiso a las indicaciones de la Ertzaintza sino que además intentó escapar saliendo de la autovía en la siguiente salida. Por suerte otra patrulla le estaba esperando y le detuvo de inmediato. Al ser preguntado que por qué tenía tanta prisa el conductor explicó a los agentes que “El coche me lo pedía, si no le tiro se “amaricona”” a lo que añadió que “yo no me compro un Panda para correr como un clío”.

El infractor fue sometido a pruebas de drogas y alcohol a las que dio negativo, aun así fue puesto a disposición judicial acusado de delito contra la seguridad vial y perdió su permiso de circulación de inmediato al tratarse de una infracción grave.

Enlaces relaccionados

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.