Un Bilbaíno Perfecto

Un bilbaíno por la mañana, en su habitación mirándose al espejo:
– Pero mira que soy guapo, fíjate qué brazos y qué cara
– Madre mía si es que soy perfecto, y encima de Bilbao
Entra la madre a la habitación en ese momento y le dice:
– Patxi, tengo que decirte algo sobre tu hermana, ha decidido meterse a monja.
Cierra la madre la puerta, Patxi sorprendido se da la vuelta, se mira de nuevo al espejo y dice:
– Joder, guapo, de Bilbao y cuñado de DIOS……

Enlaces relaccionados

Leave a Comment