Bill Clinton, Boris Yelstin y Azkuna…..

Llega Bill Clinton a la oficina de Boris Yelstin y ve que éste tiene un teléfono rojo detrás de su escritorio:
– ¿Para que es ese teléfono? -pregunta Clinton.
– Para hablar con Dios -contesta Yelstin.
– ¿Puedo llamar?
– Claro, camarada.
Clinton hace su llamada y cuando termina de hablar con Dios, Yelstin le da una factura por 3 billones de dolares.
– ¿Por qué tanto? -se queja Clinton.
– Hablar con Dios cuesta.
Clinton paga y se despide de Yelstin. Dias despues Bill Clinton visita Iñaki Azkuna y vé un teléfono similar:
– ¿Ese teléfono es para hablar con Dios? -pregunta Clinton.
– Pues claro, ¿quieres usarlo?
– Si -contesta Clinton.
Al terminar de hablar Azkuna le entrega la factura a Clinton:
– ¿Solo 1 euro, por qué tan barato? -pregunta asombrado Clinton.
– ¿Y qué quieres? así cobramos las llamadas locales aquí.

Enlaces relaccionados

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.