Bilbaíno defeca en un bar y el aseo es precintado hasta que llega el forense creyendo que había un cadáver

Sucedía el pasado martes en la Plaza nueva de Bilbao poco después de las 23:30 horas cuando, el cliente de un bar advertía al dueño de un posible fallecido en el aseo habiendo un olor putrefacto e inmundo.

Parece ser que tras abrir ligeramente la puerta entre el propietario del local y el cliente, vieron a un hombre corpulento sentado en la taza del vater, con los pantalones por los tobillos y apoyado sobre la pared estando ligeramente inclinado volviendo a cerrar tras repetidas arcadas de ambos. De inmediato llamaron a la Ertzaintza informando de lo acontecido personándose una patrulla los que, por el olor y la forma inmóvil del susodicho, avisaron directamente al Juez de guardia para que en compañía del forense se hiciera un levantamiento del cadáver. Una vez en el lugar y ataviados con mascarillas y guantes, accedieron al aseo comprobando que el hombre tenía pulso aunque muy ligero.

“Yo cagüen la puta, ¿que coño pasa aquí? Ni cagar tranquilo me dejáis Ostias!!!,” respondió el alterado hombre, un señor de Amorebieta de unos 140 kg de peso que estaba de compras en la capital.

 

©&® haynoticia.es / ©Bilbainadasnews

Enlaces relaccionados

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.