Se suspende el campeonato de Euskadi de culturismo al conocerse que había control antidoping

El campeonato de fitness y culturismo de la IFBB-Euskadi (International Federation of BodyBuilding and Fitness), organizado este pasado domingo en Santurtzi, tuvo que ser suspendido tras el abandono de la competición por parte la mayor parte de los participantes, una vez que conocieron que se realizarían pruebas antidopaje.

 

Todo sucedió con la competición ya en marcha. Una vez realizado el pesaje -estas pruebas se dividen, como el boxeo u otros deportes, por categorías de peso-, los agentes de la Agencia Vasca Antidopaje (AVA) se presentaron sin previo aviso, como suele hacerse en estos casos, en el Teatro Serantes Kultur Aretoa, donde se debía desarrollar la competición.

Mientras se preparaban para llevar a cabo las pruebas, la organización les informó de que la mayor parte de los competidores habían decidido retirarse. «Esto no significa que el abandono de la competición por parte de las y los participantes haya sido debido a la existencia de control de dopaje. Dicha aseveración debe ser realizada, en todo caso, por parte de la IFFBB-Euskadi (organizador) y/o por las personas participantes», asegura el Gobierno vasco en el comunicado de prensa hecho público este lunes. Este periódico ha tratado de ponerse en contacto con los responsables de la prueba sin obtener respuesta. Su última publicación en Facebook data del sábado y nada hacía presagiar lo que iba a suceder.

En un comunicado, la Agencia Vasca Antidopaje, dependiente del Gobierno Vasco, ha recordado que el pasado mes de mayo se suscribió un acuerdo para que el ejecutivo pudiera realizar controles en estas pruebas. Fruto de este acuerdo de colaboración, en una competición celebrada en Santurtzi el 16 de junio de 2018, la AVA procedió a realizar controles de dopaje, cuyos resultados fueron remitidos a IFBB-Euskadi.

Erkoreka: «Es un espaldarazo para la Agencia Vasca Antidopaje»

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha puesto en valor el trabajo de la Agencia Vasca Antidopaje, ya que cree que lo ocurrido en Santurtzi pone de manifiesto que «no es un organismo inservible o inútil», sino que «está desempeñando y puede desempeñar un papel importantísimo de cara a la limpieza de las competiciones deportivas».

«Es un espaldarazo hacia esta organización -dependiente de la Dirección de Actividad Física y Deporte del Gobierno vasco- y una revalidación por si alguien la ponía en cuestión», ha insistido .

Según ha explicado, «la Agencia tiene conocimiento de que, no en Euskadi necesariamente, pero sí proliferan sustancias que están contribuyendo a alterar los resultados de las competiciones a través de mecanismos que no son legales, y por tanto, desempeña las funciones que tiene legalmente encomendadas con rigor, seriedad, diligencia y así piensa seguir haciéndolo en los próximos tiempos».

«Si a partir de ahí va a haber otras medidas o se diseñarán otras estrategias, ya irán teniendo conocimiento pero por lo pronto, no es poco que un organismo creado por el Gobierno vasco para luchar contra el dopaje, que toda la sociedad considera de forma unánime que es algo negativo en la práctica deportiva, está poniendo en valor la existencia de este organismo y su función social», ha subrayado.

Preguntado sobre si se está investigando sobre los canales de distribución de este tipo de sustancias, Erkoreka ha explicado que toda la información de la que se dispone que puedan aportar a un hecho delictivo se «comparte y pone en conocimiento» de la Ertzaintza para que desarrolle la investigación correspondiente.

 

 

Enlaces relaccionados

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.